Cómo ir al cielo

¿Estás seguro de que cuando mueras irás al cielo? ¿Cómo puedo ir al cielo? Contrario a lo que piensa mucha gente, la Biblia enseña que uno puede estar seguro de que una vez dejemos este cuerpo mortal, nuestra alma irá al cielo. Muchos no tienen esa seguridad porque dependen de sus obras, de cuán buenos son, de su obediencia a la iglesia o a las tradiciones… Todos ellos fallan en entender lo más primordial y esencial de la salvación que Cristo ha provisto: La salvación es un regalo, y como tal, el ser humano no tiene que hacer nada más que aceptarlo. Deja que me explique.

1

1.-Cliff

Nuestro pecado produce un abismo imposible de cruzar que nos separa de Dios.

Debes entender tu condición: Todos somos pecadores.

Para poder encontrar el camino a la vida eterna con Dios, debes admitir que eres pecador.

Romanos 3:23 dice: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.”

Fíjate que la Biblia nos incluye a todos.

Romanos 3:10 dice: “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno.”

En otras palabras, de acuerdo a la Palabra de Dios todo ser humano, por bueno que se diga o crea ser, es pecador, y por lo tanto está separado de Dios. Nuestro pecado crea un abismo insalvable que nos separa de Dios.

 

2.Tombstone

La Biblia describe la condenación eterna como “lago de fuego”, “fuego que nunca se apaga”, “fuego eterno”, e “infierno”.

2

 

Debes entender que el pecado tiene un precio: Muerte.

Debes entender que el pecado que hay en nosotros tiene su consecuencia. De la misma manera que recibimos un salario a final de mes como resultado de nuestro trabajo, al final de nuestra vida el pecado traerá su castigo: muerte eterna.

Romanos 3:23 dice: Porque la paga del pecado es muerte…”

 

 

 

 

 

3

3.Cliff-Good-works

Las buenas obras, la religión o el dinero no pueden hacer de puente para cruzar el abismo creado por nuestro pecado.

¿Cómo pues podemos tener la vida eterna?

A través de la historia, el ser humano ha intentado conseguir la vida eterna (o por lo menos calmar su conciencia) de muchas maneras… buenas obras, moralidad, dinero, o incluso religión.

Proverbios 14:12 dice: Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.”

Esta porción de la Biblia nos indica claramente que lo que nosotros pensemos no importa. Por bueno o convincente que parezca, si nuestro razonamiento es contrario a lo que la Palabra de Dios dice, el resultado será negativo.

Si creemos que podemos alcanzar la vida eterna de acuerdo a lo que nosotros podemos hacer, la pregunta que surge es ¿cuántas buenas obras debo hacer? o ¿cuán moral debo ser? o ¿cuánto dinero debo pagar? ¿Cómo puedo estar seguro de que voy a ir al cielo?

Tito 3:5 dice: Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia…”

Efesios 2:8, 9 dice: Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”

La Biblia es muy clara al respecto. No hay nada en absoluto que el ser humano pueda hacer para alcanzar la salvación de su alma. El ser humano está totalmente incapacitado para tal “hazaña”. ¡Gracias a Dios, la salvación no depende de nuestra perfección, o de las veces que fallamos, o del dinero que doy a la iglesia, o de si me considero una buena persona! Si fuera así ¿quien podría estar seguro de ir al cielo?

4_1

A través de Su muerte en la cruz, Cristo pagó el precio por nuestros pecados y nos da el camino a la vida eterna en el Cielo.

4

Las Buenas Nuevas, Jesucristo proveyó el camino

A pesar de nuestro pecado, a pesar de la santidad de Dios, y sin ninguna razón aparente…

Romanos 5:8 dice: Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Este es el amor de Dios: Que sin ninguna necesidad, Dios enviara a Su único Hijo y que éste muriera en nuestro lugar. Cristo pagó el precio del pecado de cada ser humano en su propio cuerpo.

1 Pedro 2:24 dice: Quien llevó Él mismo (Cristo) nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero…”

2 Corintios 5:21 dice: “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él.”

En otras palabras, Cristo pagó el precio de nuestro pecado muriendo en nuestro lugar. De esta manera su justicia se transfiere a todos aquellos que pongan su confianza en Él.

5

5.chairs

¿Qué significa creer? De la misma manera que descansar todo nuestro peso en dos sillas adyacentes muestra falta de confianza en ambas, también depender en Cristo y “algo más”, muestra desconfianza en la salvación que Él ha provisto.

Cree y recibe a Cristo

Para poder restablecer nuestra relación con Dios y tener la vida eterna en el Cielo, debemos dejar de confiar en nosotros mismos, nuestras obras, nuestro dinero o incluso religión, y poner nuestra completa confianza sola y exclusivamente en Jesucristo para el perdón de pecados y la promesa de la vida eterna.

Hechos 16:31 dice: cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo.”

Romanos 10:13 dice: Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.”

El único camino para restablecer nuestra relación con Dios y la vida eterna es reconocer que eres pecador, que tu pecado produce muerte, que Cristo pagó el precio por tu pecado muriendo en la cruz y resucitando de los muertos, y creyendo (poniendo toda tu confianza) en la salvación que Él ha provisto.

Fíjate que la Biblia no deja lugar a las obras… ni moralidad… ni dinero… En el momento que creemos que debemos añadir algún esfuerzo a la salvación que Dios ha provisto a través de Jesucristo, ya no estamos dependiendo sólo en Él sino en algo más. ESO NO ES CREER.
6.Clouds6

La promesa de Dios: Vida Eterna

A todos aquellos que creen y ponen su dependencia en la salvación que Cristo ha provisto, Dios promete el perdón de pecados (pasados, presentes, y futuros) y concede la vida eterna con Cristo.

Romanos 10:43 dice: “…que todos los que en Él creyerenrecibirán perdón de pecados por su nombre.

Juan 6:47 dice: “…el que cree en mí, tiene vida eterna.

¿Qué es entonces lo que queda por hacer?

La salvación está a sólo un paso, una oración. Reconoce delante de Dios tu condición, confiesa tus pecados, y acepta la salvación que Él te ofrece.

Como ves, el plan de salvación no es complicado y no tiene ningún requerimiento específico. La salvación es un regalo de Dios que se accede a través de la fe. ¿Estás dispuesto a aceptar la salvación que Dios te ofrece?

Es posible que estas palabras no contesten todas las preguntas que puedas tener, pero como uno puede comprobar por sí mismo leyendo la Biblia, este el único camino que lleva al cielo. Jesus dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida, nadie viene al Padre sino por mí.” Y el apóstol Pablo añade: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.

Si has aceptado a Cristo como salvador, o si tienes preguntas, dudas o necesitas hablar no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

** Agradecemos al pastor Paul Chappell por dejarnos usar parte de sus artículos. Usado con permiso.